domingo, 1 de julio de 2007

Un monstruo llamado Quim

Anoche fui a Barcelona a ver un concierto: en la sala Monasterio tocaba Quim Vila, del cual soy fan incondicional. Quim Vila es un apasionado del jazz, guitarrista aceptable, gran letrista, estupendo showman y, sobretodo, un pedazo de cabrón.

Empezó el espectáculo (ya anunciado como mezcla de concierto y monólogos) con el músico solo en el escenario, y la primera canción ya la cortó a la mitad para enrollarse durante más de cinco minutos. Quim se ríe de los de su pueblo, de los catalanes de sardana y barretina, de la España de Morancos y Salsa Rosa, de la Iglesia, de Aznar, de ZP y, de pasada, del resto de la población mundial. Su humor es contagioso e irresistible, y al poco tiempo ya tenía al público en el bolsillo y carcajeándose. Con tanta interrupción, los temas se sucedían poco a poco, a veces dejándolos a medias, a veces mezclándolos con villancicos, música tradicional catalana o rancheras. Pero eso era lo de menos, porqué ahí estaba la gracia, usar la música como vehículo de jolgorio y descojone. A la hora entraron batería y teclados (una versión reducida de su banda, Eutanàsia Col·lectiva, dado que el escenario no daba para big bands), que acompañaron fantásticamente las divagaciones del músico de 38 tacos cronológicos, 26 fisiológicos y 11 mentales, como reza su web. La música ganó, y el cachondeo también, ya que Quim bromeaba con los recién incorporados, contando -por ejemplo- como el teclados siempre oye un ruidito en el palier de la furgoneta cada vez que pasan delante de un puti-club. Deberíamos parar a mirarlo, ¿no?.


Y así fueron pasando las casi 2 horas de concierto, que se hicieron brevísimas, de tanta risa y buen rollo. Al final, un par de bises (con la tarifa plana de la entrada esto no entra, si queréis más es más caro -se quejaba, coñón), y punto y final, todos con buen sabor de boca, lágrimas en los ojos, agujetas en las mandíbulas, y el sabio consejo de regalo con el que terminó este monstruo que es Quim Vila:

"Nunca digas de esta agua no beberé, estos genitales no los lameré ni este cura no es mi padre."


2 comentarios:

Félix dijo...

Interesante. ¿Tiene disco?

Rafa dijo...

Tiene 2 discos: "Verbaquim 700" y "Fent Amics". Ambos en catalán y el primero, el mejor.