domingo, 17 de junio de 2018

Una chica sin suerte

Curiosa novela donde la leonesa Noemí Sabugal se mete en la piel de Willie Mae "Big Mama" Thornton en la gira que hizo por Europa en 1965 acompañada de grandes del blues como John Lee Hooker o Buddy Guy, entre otros. Y digo "curiosa" porqué la escritora no se centra en los conciertos y las aventuras de la banda, sino que pone voz a los pensamientos de la cantante y armonicista durante las largas horas de autobús, las esperas en aeropuertos, la soledad de las habitaciones de hotel... Como telón de fondo, los convulsos  acontecimientos que sacudían su país al otro lado del Atlántico (el asesinato de Luther King, la guerra de Vietnam...). Y en la cabeza de Big Mama, sus inseguridades y miedos, tras una vida dura y llena de desengaños, y las débiles esperanzas en el disco que iba a grabar en Londres (Big Mama Thornton in Europe) en un momento en que el blues y el jazz estaban pasando de moda.

Un libro diferente, parte biografía, parte ficción, parte novela histórica... y todo melancolía. Recomendable para los amantes de blues y jazz, y que gana mucho si se acompaña con las escuchas de discos como el mencionado Big Mama Thornton in Europe u otros de esta chica si suerte, de esta Unlucky Girl.


martes, 12 de junio de 2018

Sweet Marta y Johnny Big Stone

 
La Cantonada (Tarragona), sábado, 26 de mayo de 2018. 11 de la noche. Un bar. Una mesa redonda. Una silla de rejilla. Una cerveza helada. Unos amigos. Enfrente, un escenario, y en él, Sweet Marta, la dulce Marta, cantando y tocando la armónica. A su lado, Johnny Big Stone, acústica en mano, gorra calada. Crepita el blues, suenan temas de Jimmy Rogers, de Lead Belly, de Blind Lemon Jefferson, de Fats Domino...
 

De acuerdo, la desembocadura del Francolí no es el Delta del Mississippi, ni La Cantonada es un juke joint en el camino polvoriento que va del pueblo a la plantación de algodón. Pero, qué demonios, la imaginación al poder. Momentos y conciertos así, son para vivirlos.


jueves, 31 de mayo de 2018

Sound City

 
Gran película documental de 2013 dirigida por el que fue batería de Nirvana, Dave Grohl, sobre Sound City, donde se grabaron algunos de los discos más míticos de la historia del rock.

Neil Young, Tom Petty, Stevie Nicks, Lindsey Buckingham, Mick FleetwoodRick Springfield, Lars Ulrich, Trent Reznor y muchos más personajes del mundillo desfilan por las casi dos horas de metraje para contar sus experiencias en el estudio, y qué tipo de sonido se conseguía gracias a su tabla de mezclas Neve, además de rememorar el ambiente que allí se vivía, sus sensaciones, y algunas anécdotas impagables.

Un homenaje a la música artesanal que se hacía antes de que las herramientas digitales entrasen en escena, las que permiten hacer en un ordenador y en tu habitación lo que antes requería un estudio y un equipo, y que se puede resumir en dos frases de la peli:

Creo que hoy en día lo negativo es pensar que puedo hacerlo solo. Sí, puedes hacerlo solo. Pero serás un ser humano mucho más feliz si lo haces con otros seres humanos, y eso te lo garantizo. (Mick Fleetwood)

Hoy las herramientas son mucho mejores que hace cinco años, y más que hace 30 años. Ahora que todos tienen el poder de hacer cosas estupendas... ¿han salido cosas estupendas? En realidad, no. (Trent Reznor)

Un documento interesantísimo para cualquier melómano, e imprescindible para dinosaurios sentimentaloides como el que perpetra este blog.


domingo, 27 de mayo de 2018

Punk's not dead



Sala Zero (Tarragona), viernes, 25 de mayo de 2018. Unas horas antes de entrar al concierto de Mamá Ladilla, estuve escuchando uno de sus discos y preguntándome "¿Por qué disfruté tanto la primera vez que los vi, hace 5 años, si el punk no es ni de lejos mi estilo preferido?". Mis dudas se disiparon a los pocos minutos de esta segunda ocasión: la energía que transmite este power trío es tan apabullante que lo único que puedes hacer es dejarte llevar por el torrente de decibelios y locura que derrochan desde los primeros compases. El flemático pero divertido Juan Abarca capitanea la banda con gancho, tablas, y un más que notable dominio de la guitarra. Pero es Sergio González quien, a las cuatro cuerdas, imprime de forma magistral el frenesí melódico de las canciones, haciendo que los más osados se lanzaran desde el minuto 1 a un pogo interminable. A la batería, Abel del Fresno no le va la zaga, así que el estallido de punk-rock sacudió la sala y al centenar de personas que gozamos del espectáculo. El humor tan particular de las letras y la banda hizo el resto, y la velada se convirtió en una apoteosis que hace echar de menos tiempos pretéritos, cuando grupos como Kortatu, Cicatriz o La Polla Records subvertían las conciencias de los jóvenes de la Transición española. Con lo podrido que está el panorama político actual, buena falta nos haría que el punk volviera a la palestra.

jueves, 17 de mayo de 2018

Cuando dos son multitud

Leo en el periódico de hoy que María Teresa Campos y Bigote Arrocet acaban de publicar un álbum juntos con canciones de amor cantadas a dúo, acontecimiento discográfico que, por supuesto, me la trae al pairo.

Pero lo que me ha hecho gracia es la segunda parte de la noticia: y es que al parecer, la presentación del CD en El Corte Inglés de Madrid congregó a una exorbitante multitud. Concretamente a... dos personas.

Para la calidad que debe tener el engendro, muchas me parecen.