lunes, 28 de febrero de 2011

Nadie habla de Clapton

El año pasado, Eric Clapton publicó nuevo trabajo, Clapton (2010), un disco muy aplaudido por la crítica: Rolling Stone lo puntuaba con 4 estrellas (sobre 5), y AllMusic con 4,5 (también sobre 5). Sin embargo, me extrañaba que ninguno de los blogs a los que estoy suscrito hablara de él, teniendo en cuenta que la mayoría son sobre música de tradición americana. Así que me lo bajé y me obligué a darle unas escuchas, para desentrañar el misterio de la indiferencia que estaba provocando.

En la primera toma de contacto ya vi que el veterano guitarrista había facturado un álbum de los que le gusta hacer cuando quiere huir de la comercialidad: blues pantanoso, dixie de la vieja escuela, algo de jazz... Un disco impecable, muy de raíces, donde Eric se encuentra como pez en el agua, y con invitados de lujo: Steve Winwood, Allen Toussaint, Wynton Marsalis, Sheryl Crow y Derek Trucks. Al cabo de unos días volví a ponerlo otra vez, y más adelante otra, intentando averiguar por qué la blogosfera lo ignoraba. Y entonces me di cuenta: estaba escuchando el disco por obligación, para escribir este post, pero no porque me apeteciera escucharlo, no porque me llamara.

Para mí, a Clapton le falta alma. Las canciones son correctas, bien interpretadas, buenas ruedas de blues, buenos fraseos de guitarra... Pero pecan de falta de frescura: muchas tienen un sonido que ya has oído antes (en discos del propio autor, de J.J. Cale, o de los dos juntos), otras son demasiado serenas, otras demasiado previsibles... y a casi todas les falta feeling, ese magnetismo que detiene tu dedo cuando navegas por los álbumes de tu reproductor de MP3.

Quizás ahora escribo esto, y luego vuelvo a darle una oportunidad, me parece lo más, y no paro de escucharlo durante meses. Pero mucho me temo que va a quedar olvidado entre la selva de bits de mi disco duro. Nadie habla de Clapton porque no es fácil hacerlo: no es un mal disco, pero tampoco es un gran disco. No molesta, pero tampoco atrapa. Y la verdad, de Slowhand se esperaba mucho más.

3 comentarios:

Txals dijo...

Me confieso culpable... lo sé, ni tan sólo lo he escuchado. Y puede que tengas razón, pero hay tal cantidad de novedades que a veces se hace imposible abarcarlo todo. Además personalmente es que el nombre de Clapton nunca me a tirado lo suficiente. Pero bueno, hay que rectificar, lo escucharé a ver que tal.
Gracias por la recomendación.
Saludos

TwoHeadsOneBrain dijo...

No he vuelto a escuchar un disco suyo desde Journeyman, no se, creo que se volvio un tanto convencional y previsible para mi gusto y con tanta y tan buena música como hay por ahí, pues como que me da pereza.

Un saludo.

ROCKLAND dijo...

Totalmente de acuerdo con tu último párrafo.

Hay cositas que enganchan pero se puedo esperar muhco más de un coloso como clpaton.


saludos!