jueves, 13 de octubre de 2011

Sopa de Cabra en la Tarraco Arena


Tarraco Arena (Tarragona), 24 de septiembre de 2011. Cuando en 1986 la Ninyin's Mine Workers Union Band decidió cambiarse el nombre por Sopa de Cabra, inspirados por el disco Goats Head Soup (1973) de Rolling Stones, poco podrían imaginar sus componentes que al cabo de 25 años serían el grupo más importante que parió aquello que se etiquetó como Rock català. Pero así fue, y así sigue siendo. La prueba: tras 10 años de su disolución, el anunciado regreso de la banda a los escenarios para un único concierto de aniversario generó tal expectación que finalmente han sido siete los que han ofrecido, todos con el cartel de entradas agotadas: tres en el Palau Sant Jordi de Barcelona, uno en Tarragona, uno en Palma de Mallorca, y dos en su Girona natal.

Cuando se anunció que sólo habría un único concierto en Barcelona, no me planteé ir, ya que había visto a los Sopa en directo más de una docena de veces durante mis años mozos. Pero al saberse luego que también tocarían en mi ciudad, y animado por las buenas críticas que recibieron las tres noches del Palau Sant Jordi, decidí que sería una buena idea asistir al evento y recordar los buenos momentos que me regalaron los gerundenses hace más de 15 años.



Acierto total: el regreso de Sopa de Cabra a Tarragona tuvo todos los ingredientes para encandilar al más reticente, no digamos ya a los que fuimos fans de la banda en su época dorada. Revisión de todos los grandes éxitos, desde los de los primeros álbumes hasta los últimos. Gerard Quintana cantando fantasticamente bien. Los músicos inspiradísimos. Emotivas referencias al fallecido Ninyin, uno de los miembros fundadores. Momentos de reivindicación nacional. Mensajes antibelicistas. Críticas a los políticos. Alguna que otra sorpresa (recuperar los temas Ninyin's Mine y Blujins Rock, que sólo tocaban en sus primeros directos)... En total, dos horas y media gloriosas, coronadas por dos himnos de la banda en particular y de la música en catalán en general, L'Empordà y Podré tornar enrera, coreados por todas las voces de un público entregado y extasiado.

A nivel personal, además de pasarlo en grande, me emocioné con Mala sang, una canción sin estribillo pero para mí una de las mejores del grupo (y no soy el único). Eché de menos el Rock'n'roll de Led Zeppelin (que sí tocaron en Barcelona). Y me chirrió un poco la versión reggae de Si et quedes amb mi. Pero en fin, una gozada, una delicia de retorno, una noche para recordar.

2 comentarios:

Nortwinds dijo...

nunca he seguido demasiado a estos tios, lo reconozco, aunque quede muy enganchado a aquel directo que sacaron hace la hostia de años y que comenzaron a darles mucha cancha en la tele, con aquel tema, Mai trobaras o algo asi,

sammy tylerose dijo...

Hey, veo la gira ha sido igual de triunfal en todas partes! Los viste una docena de veces en sus años dorados, que envidia! Cantaron "Ninyin's Mine"! La terminaron con aquello de "joder con el poder y tal" ? jejeje Esta gira ha sido un sueño hecho realidad, tío. Y toda una sorpresa el estado de forma de Gerard. Ah, gracias por la mención!