domingo, 1 de mayo de 2011

Eliane Elias en el Metropol

Teatro Metropol (Tarragona), 15 de abril de 2011. Para celebrar su mayoría de edad (¡18 ediciones, ya!), el Festival Internacional de Dixieland de Tarragona programa como actuación estelar a la mítica Eliane Elias. La pianista brasileña no está de gira por Europa ni tiene ningún compromiso por nuestros lares: ha volado directamente desde New York para ofrecer el concierto, y vuelve a la Gran Manzana tras él, así que hay que agradecerles a ella y a la organización el esfuerzo.

Eliane viene en formato trío: acompañada de su marido, el contrabajista y compositor Marc Johnson, y del batería Magnus Östrom. Todos vestidos sobriamente, de negro, y con la única nota de color en los zapatos de Eliane, con unos tacones azul eléctrico, y de los cuáles se desprende al instante al acomodarse ante el piano.

El concierto, sublime, comienza con Circle Song, una instrumental de Marc Johnson, a la que le siguen otros dos temas, también sin acompañamiento vocal: se trata de un jazz energético, casi experimental, que deja constancia del buen hacer compositivo del contrabajista, aunque no es el tipo de música que ha venido a ver la mayoría del respetable.

Luego sí, luego viene lo que todos esperábamos: aires latinos y la voz susurrante de Eliane. Caen Open Sky, Fotografia de Jobim, Bananeira de João Donato y Gilberto Gil, They Can't Take That Away from Me de Gershwin... Delicia tras delicia, donde la absoluta protagonista es la brasileña, que sonriente va explicando cada canción antes o después de su ejecución. Luego ataca un par de temas en solitario: Por Causa de Vocé y I Love My Wife de Bill Evans, los momentos más intimistas y sobrecogedores de la noche.

Regresan a escena los músicos y vuelve el swing y el ragtime con otro tema de Bill Evans y uno de la propia Eliane, y se suceden los solos y las alternancias entre los tres instrumentos. Fin oficial, vítores y aplausos, y los obligados bises: un instrumental a cargo de la pianista, y otro tema enérgico con el trío completo, cerrando el círculo que habían iniciado con la canción que abrió el concierto.

La hora y tres cuartos han pasado como una exhalación, pero para los más mitómanos hay postre: a la salida, Eliane firma discos y charla un rato con todo el que se acerque. Una artista que, aunque te sube al cielo con su música, sigue siendo muy terrenal.

2 comentarios:

Nortwinds dijo...

pues ni idea sobre Eliane, pero habra que ir mirando cosas

saludos

Yago dijo...

Sensacional esta pianista brasileña Eliane Elías, que siempre me gustó la forma tan personal y coherente en que mezcló su formación clásica, con sus raíces musicales populares y el jazz. Sencillamente genial!

Yago
clases de guitarra online