lunes, 28 de septiembre de 2009

El otoño

Llegó el otoño, y con él, el fin de las vacaciones, el entretiempo, los resfriados, los jerseys de cuello alto, el ponerse calcetines (y el tener que tenderlos, aparejarlos, doblarlos...), los fascículos coleccionables, el viento, la vuelta al cole, la vuelta al curro, la cuesta de septiembre, los programas del corazón, la nueva temporada de Mira quién baila, la lluvia, el olvidarse los paraguas quién sabe dónde, las tardes más cortas, el adiós a las terrazas, la tos, el moquillo, los kleenex, Halloween, las luces de Navidad en el horizonte...

Pero, por suerte, con el otoño también llegan cosas buenas.

2 comentarios:

MaeseRancio dijo...

Yo que odio el verano con todas mis fuerzas, me alegro de la llegada del otoño. Se acaba la calor y uno ya se puede echar una sabanita en la cama.

Descubrí a Nora en la BSO de My blueberry nights... y ¡vaya descubrimiento!
Quedamos a la espera de que llegue el otoño de Miss Jones.

Olvido A, dijo...

Me has dejado salivando... ¡Qué ganas!

Besos grandes