sábado, 12 de enero de 2008

Llamadme Marathon Man y mi Top 10

Si no fuera porque me conozco, y sé que haría un ridículo importante, os contaría que he tomado la determinación de volver a hacer deporte de verdad. Ja, ja, ja, ¿qué son esas risas que oigo?.

Almond me ha oído decirlo ya decenas de veces en los últimos meses, pero esta vez va en serio. Ya no aguanto más. Supongo que es fruto de la combinación de las devastadoras ingestiones de las recientes Navidades, el tema de los propósitos de año nuevo rondando en algún rincón de mi subconsciente, o que, como burdon certeramente nos apuntaba, empieza a subir la temperatura aquí.

Esta vez incluso le he puesto banda sonora a la hazaña que pienso acometer. Ya sea corriendo, en bicicleta o nadando, voy a cubrir miles de kilómetros, sin desfallecer ni faltar a mi misión ni un solo día. Necesito música para amenizar tamaña osadía, así que me estoy haciendo unas mezclas especiales para la ocasión. Quiero compartir con vosotros la primera, las 10 canciones más escuchadas por un servidor durante el 2007 (cortesía de las smart-lists de iTunes):

1. Brad Paisley, The World
2. The Black Crowes, Hard to handle
3. Fito y Fitipaldis, Por la boca vive el pez
4. John Mayer, Belief
5. Freddie King, Pack it up
6. Keith Jarrett, Part IIc
7. King Biscuit Boy, Mind over matter
8. Rory Gallagher, Callind card
9. Rory Gallagher, Edged in blue
10. Edwin McCain, Black and blue

De todas formas, y hablando en serio, lo que de verdad me encantaría poder hacer es esto:


Sí señor, va en serio, no se trata de ningún montaje ni de una foto chorra. Es Chris Watson, el "Bicycling Guitarist", que lleva miles de kilómetros tocando la guitarra en bicicleta. Ha compuesto decenas de temas que entraran en los anales de la música contemporánea, y que podéis escuchar en su website.

Sí, reíros, pero está hecho un figurín, el tío, no como yo.

Olé sus eggs!

1 comentario:

Jo mateixa. dijo...

Adelante David.!!!!!!!
Cuentas con todo nuestro apoyo moral. Desde aquí te animamos (ole chavalote!!!)
Y si lo haces al ritmo de Brad P. Nada puede fallar. Es como una fórmula mágica.