miércoles, 8 de abril de 2015

Reencontrándome con Fito

La noticia de que Fito & Fitipaldis publicaba nuevo disco el pasado 2014 no me suscitó demasiado interés. Sus anteriores trabajos, tanto en estudio como en directo, me habían dejado bastante indiferente, y al primer golpe de oreja el single anticipo y su correspondiente videoclip me parecieron bastante insulsos.

Y sin embargo, ¡Oh sorpresa!: aunque el bilbaíno repite la fórmula de sus últimas entregas con una precisión casi enfermiza, he de reconocer que desde que lo cargué en mi iPod que lo estoy disfrutando, y mucho. Este Huyendo conmigo de mí (2014) suena más a Dire Straits que a un spin off de Platero y Tú, si es que alguna vez la actual banda de Fito Cabrales sonó a su anterior grupo: música sin aristas, impecablemente ejecutada, amable aunque no estrictamente comercial (a no ser que el blues, del cual bebe mucho este trabajo, suene en las galas de OT y yo no me haya enterado), y letras introspectivas pero asequibles (incluyendo una ración de crítica social en el tema Nada de nada). Por supuesto, la obligada instrumental (Umore ona), y una versión de un grande de la música hispana, como vienen haciendo los Fitipaldis desde su primer álbum. En este caso, el homenajeado es Javier Krahe, con una particular relectura de su clásico Nos ocupamos del mar, que casualmente también ha versionado Dani Flaco en su último LP, Versos y madera (2014).

Nada nuevo bajo el sol, pues. Pero, quizás por ser un oasis en el yermo desierto del panorama del rock estatal, se ha convertido en uno de mis discos favoritos de los publicados el pasado año en la lengua de Cervantes. Por cierto, otro de ellos es el mentado Versos y madera, al cual tengo pendiente dedicarle un post.


2 comentarios:

si,simon dijo...

poner el blog en faceb y tendras mas visitas , digo yo , es una opinion

Rafa dijo...

Gracias Simón, pero ya lo pongo en mi cuenta de FB cada vez que publico un post. Y de hecho muchos de los comentarios se quedan allí y no llegan al blog...