jueves, 17 de octubre de 2013

Discos que no te salvarán la vida IV

Nueva entrega de Discos que no te salvarán la vida, pero que te pueden alegrar el día. Hoy, especial grupos nórdicos.


Bag of Bones (2012), de Europe. El machaque al que nos sometieron las radiofórmulas, bares, pubs y discotecas con temas como The Final Countdown o Carrie, allá por 1986, hizo que tuvieran que pasar 27 años para que volviera a dar una oportunidad a los suecos. Craso error, ya que los Europe del siglo XXI poco tienen que ver con la comercialidad de la que hacían gala casi tres décadas atrás. Ahora, La banda de Joey Tempest recuerda a los primeros Whitesnake: buen hard rock que bebe del blues, como queda patente en su último trabajo. ¡Ah, y sin los insoportables sintetizadores aquellos de The Final Countdown!


 The Savage Playground (2013), de Crashdïet. También de Suecia llegan Crashdïet, y aunque no son tan veteranos como Europe, ya van por su cuarto disco. Este The Savage Playground es una gozada, que recuerda a Guns n'Roses y a Skid Row, pero con una producción post-grunge que le dan un sonido y un estilo propios. Sleaze de alto octanaje en un álbum que gana con cada escucha.


Screaming for Adrenaline (2013), de Santa Cruz. Más sleaze explosivo, esta vez procedente de Finlandia. Un impresionante disco que si lo hubiera firmado Mötley Crüe en lugar de los debutantes Santa Cruz, todos estaríamos hablando del resurgir de la banda californiana. Y es que este Screaming for Adrenaline suena a lo que sonarían Nikki Sixx, Vince Neil, Mick Mars y Tommy Lee si se hubieran dedicado a la música en lugar de a tirarse los trastos a la cabeza. Unas jóvenes promesas, estos Santa Cruz, a los que no hemos de quitar el ojo.



Spirit (2013), de Reckless Love. Los también fineses Reckless Love siguen con su particular homenaje al glam rock de los 80 en el que ya es su tercer álbum. Como en las anteriores ocasiones, cada canción nos parece haberla escuchado ya hace un cuarto de siglo, porque las influencias de gente como Aerosmith, Def Leppard o Poison, entre otros, son tan evidentes que rozan el plagio. ¡Pero si hasta parece que el estribillo de  Runaway Love lo cante Bon Jovi! Así que, diversión asegurada para los nostálgicos, con este revival bien producido y mejor interpretado.



Otros discos que no te salvarán la vida:

I) Gun, Matchbox Twenty y The Dirty Pearls.
II) Rick Springfield, Hinder y Carminho.
III) Gene the Werewolf, Francis Cabrel y The Mavericks.

3 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

El de Europe lo seleccione como lo mejor de Hrda rock del año pasado. Y Reckless Love siempre me paraecieron divertidos

sammy tylerose dijo...

Sólo tengo controlado el de Santa Cruz ... y es la bomba!

Rafa dijo...

Sammy, creo que a Santa Cruz los descubrí gracias a tu blog. Como bien dice Bernardo, el de Europe es un bombazo, y el de Crashdïet ni te cuento... ¡100% recomendables!