martes, 23 de diciembre de 2008

La caja de los truenos

Son las 2.30 de la mañana, y hace más de una hora que no puedo dormir, dado que parece que alguien esté golpeando la pared de mi habitación con una maza. En realidad se trata de la música de La caja de los truenos, el pub que hay en la planta baja de mi edificio, que suena a un volumen insoportablemente atronador.

Hace 5 años que vivo en este piso, y desde entonces llevo sufriendo, casi cada viernes, sábado, y vísperas de festivo, el terrible ruido que provoca este bar musical. Lo he comunicado varias veces al Ayuntamiento. He escrito una instancia para que instalen un limitador. He hablado con el propietario, rogándole que los fines de semana mantenga el nivel acústico de los días de diario, en lugar de intentar reventar los tímpanos de sus clientes y vecinos. He llamado docenas de veces a la Guardia Urbana, que de vez en cuando se digna a aparecer (lo noto porque, de repente, la ensordecedora cacofonía enmudece de repente, coincidiendo supongo con la entrada de los agentes al local). Pero todo ha sido en vano. Lo más que he conseguido, además de moderar el ruido las raras veces que aparece la Urbana, han sido unas semanas de calma, para luego volver al mismo volumen desquiciante. Y la verdad, ya no sé qué más hacer (dentro de la legalidad, se entiende; fuera de la legalidad, me vienen un montón de ideas a la cabeza). Reconozco que, de más joven, siempre había tachado de exagerados a los vecinos que se quejaban de los ruidos de los bares. Pero ahora que los sufro en mis carnes, no puedo hacer más que tragarme mis incautas palabras.

Ya son las 3.00, y el agobiante "bum-bum-bum" en la pared continua. Eso sí, de vez en cuando la música se detiene, para que el propietario del bar, micrófono en mano, anuncie a voz en grito que esto no es más que un aperitivo de lo que será la Nochebuena aquí, en vuestro pub preferido... ¡La caja de los truenos!. Menudas fiestas me esperan.

7 comentarios:

ROCKLAND dijo...

Lo siento, compañero. espero que lo puedas llevar bien. Animo!!

Feliz navidad!!
Saludos

Santi dijo...

Esto se soluciona con un par de rumanos, un maletín y la dirección del dueño...

Ana dijo...

"De más joven"?.
"Ahora que lo sufres en tus carnes"?.
Jajajaja..... me da que "alguien" se está haciendo "mayor".....

Ánimo!!
Y ya sabes, si no puedes con el enemigo únete a él!!.
Pon hora y nos plantamos todos en tu casa para hacerle la competencia a tan "indeseable" vecino!!

Mientras tanto te deseo unas Felices Fiestas y un montón de "medias lunas" que te ayuden a sobrellevar estas difíciles noches que anuncias ;-)

Un besazo.

Olvido A. dijo...

Cuando Gallardón decidió convertir mi barrio en una gran obra subterránea, me acostumbré a los tapones para los oídos. Deberías probar...

Felices fiestas, compañero, y un buen beso que sirva de ánimo.

Jo mateixa. dijo...

Anims Rafa.
Jo tinc en el pis del costat un pis ple d'estudiants de música que es posen a tocar i cantar a l'hora que els peta,
I els taps no me'ls puc posar xq em fan mal.
Però no vull amargar-te les festes. Vull aprofitar per desitjar-te bon nadal i que el 2009 et porti moltes coses bones. Entre elles la pau per dormir.

Santi dijo...

Feliz 2009 Rafa, pese a los ruidos y locales molestos. Que tengas un buen fin de año, ¡hasta el año que viene!

kusinkay dijo...

Si me pasara a mí tendría un montón de ideas para contratacar. Lo aprendí de un (por aquel entonces lo consideraba) indeseable que ponía silicona en la cerradura para que el dueño no pudiera abrir al dia siguiente o le llamaba a horas intempestivas (8 de la mañana después de una noche de fiesta)
¡Como ha cambiado el cuento! hasta recuerdo que al dueño del bar le dejamos grabar en video desde nuestro piso para ver si podía pillarlo "in fraganti"

Feliz Año Nuevo, Rafa