miércoles, 19 de noviembre de 2008

Play it again, Brad!

El año 2000, durante la promoción de su disco Get Me Some, Jeff Healey hacía notar que, en la década de los 90, ningún tema con solo de guitarra había alcanzado el número uno en las listas. Efectivamente, la irrupción en 1991 del Nevermind de Nirvana echó de la cresta de la ola a los artistas que basaban su sonido en ese instrumento, siendo los grupos de heavy metal (como Poison o Mötley Crüe) y los guitar virtuosos (como Joe Satriani o Steve Vai) los más damnificados por el estallido grunge. 8 años han pasado desde las palabras del malogrado Healey, y 17 desde la aparición de Nevermind, y el panorama no ha cambiado demasiado. Excepto en contadas ocasiones (como el Supernatural de Santana), los discos guitarreros no han llegado a convertirse en los fenómenos de ventas que fueron antaño.

Por esa razón, que el músico country más de moda y más galardonado al otro lado del Atlántico, Brad Paisley, acabe de publicar el excelente Play: The Guitar Album es toda una sorpresa. Paisley ya solía incluir uno o dos instrumentales en cada uno de sus álbumes, además de estupendos solos y riffs en muchos de sus temas. Pero Play es toda una declaración de amor a su juguete preferido: 10 de los 16 temas que lo componen son instrumentales, y los restantes (con parte vocal) también están dedicados a la guitarra.

El álbum empieza con la espectacular Huckleberry Jam, un country-rock acelerado con tintes de bluegrass y rockabilly. Pero no sólo de country vive Brad. La surf music (en Turf's Up), el jazz (en Les Is More), el rythm'n'blues (en Kentucky Jelly) o el rock progresivo (en Cliffs of Rock City, que bien podía haber firmado el propio Satriani) también tienen cabida en esta increíble demostración de virtuosismo guitarrero. Y es que Brad Paisley hace cantar a la guitarra como pocos saben hacerlo, y cada tema es una gozada para los amantes de las seis cuerdas. Además, en el tema Cluster Puck se acompaña ni más ni menos que de siete guitarristas (James Burton, Vince Gill, Albert Lee, John Jorgenson, Brent Mason, Redd Volkaert y Steve Wariner). Y para los no tan puristas, algunas colaboraciones de lujo, como la de B.B. King en el tema de Louis Jordan Let The Good Times Roll o la de Keith Urban en Start a Band, acaban de hacer accesible este Play: The Guitar Album.

En definitiva, un disco tan anacrónico como imprescindible, que devuelve a la guitarra al Olimpo de los Dioses. Un aplauso para Brad, pues.

3 comentarios:

Jo mateixa. dijo...

Aaaahhhhhh!!!
Una es desconecta quatre dies i si es despista es queda sense saber coses com aquestes. Sort que us tinc a vosaltres.
Mira que si se'm passa un disc del Brad per alt!!!!!
Ara només em cal poder-lo escoltar.

Gràcies i Petonets.

Santi dijo...

Disculpen el offtopic: Le informo Sr. primo Rafa que esta semana pasada comenzó la tercera temporada de "The IT Crowd", fíjate-tú-qué-casualidad que el sábado estuvimos hablando precisamente de ella.

Ya he visto el primer episodio que se emitió el viernes pasado (y que está disponible por ahí, vía eQuina) y me he pegado un buen panzón de reir. ¡Ánimo, un abrazo!

Jo mateixa. dijo...

Acabo d'escoltar Start a Band,i m'ha encantat. Ja m'imagino com han de ser la resta, Wow!!!!!!