domingo, 9 de mayo de 2021

Descansa en paz, Tawny Kitaen

Este fin de semana ha fallecido la que fue esposa y musa de David Coverdale, y todo un icono del glam-rock de los 80: Tawny Kitaen. Modelo, protagonista de varios vídeoclips de Whitesnake, y la secretaria cañón en la popular serie que emitían en TV3 Radio Cincinatti, a mis 15 años, Tawny fue para mí todo un mito erótico. Esas minifaldas de vértigo, esa voluptuosidad (que, vista con el paso de los años, no era tanta), esa melena crepada, esa mirada picarona, y esa sonrisa descarada e irresistible protagonizaron mis sueños más húmedos. ¡Cuántos descorches a su salud, cuántas salvas en su honor!


Luego llegaron los 90, se divorció de Coverdale, el hair-metal dejó de ser mainstream, y le perdí la pista, pero al parecer fue por derroteros no demasiado recomendables: adicciones, protagonista de infidelidades (fue amante de O.J. Simpson mientras éste estuvo casado con Nicole Brown), denuncias por violencia doméstica por parte de su marido y padre de sus dos hijos, arrestos por posesión de drogas, estancias infructuosas en centros de rehabilitación, operaciones de cirugía plástica de dudoso éxito...

Finalmente, anteayer, a la edad de 59 años, este juguete roto que fue Tawny Kitaen moría en California, por causas todavía no publicadas, aunque sospecho que no fue por una indigestión de tofu.

Descanse en paz.
 

 

martes, 27 de abril de 2021

Parecidos razonables VII

 En 2010 hice un viaje por algunos países de América del Sur, y uno de los lugares que visité fue la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa, en Bolivia. Allí fotografíe esta curiosa formación rocosa:

 

 
Esta fotografía, que tenía olvidada en las profundidades del disco duro y de la cabeza, me vino inmediatamente a la memoria cuando hace unas semanas vi la portada de All the Right Noises (2021), el último trabajo del grupo Thunder:



¿Que tiene que ver la estructura de tubos que ilustra el disco de la banda británica con el pedrusco de mi foto? Probablemente no mucho, así que el diagnóstico es claro: o vuelvo a viajar en un lapso razonable de tiempo, o no respondo de dónde pueda ir a parar mi ya de por sí escasa cordura.
 
Otros parecidos razonables:
 
     - Warren Haynes y Oriol Junqueras

martes, 6 de abril de 2021

Lo que viene

 2020 no fue el año más prolífico en lo que a lanzamientos discográficos se refiere. La imposibilidad de girar y de presentar dignamente los nuevos proyectos hizo que muchos artistas aparcaran la publicación de sus trabajos. Por suerte, algunos de los autores y bandas que más me interesan dentro de la escena española ya están grabando, a punto de sacar disco, o directamente ya lo han sacado.


Hace unas semanas Jodie Cash publicó por fin su segundo trabajo en estudio, Mil Noches, 5 años después de su fantástico debut Rollin' Swingin' (2016). Y ya comenté que ya ha aparecido el también segundo larga duración de los sevillanos Los Fusiles, el flamante Victoriosa.

Mientras tanto, varios grupos ya están en el estudio preparando nuevo material, que podría aparecer este 2021: es el caso de los zaragozanos The Kleejoss Band, los gaditanos The Electric Alley, y los ibicencos Uncle Sal. Y aunque todavía sin haberse puesto delante de la tabla de mezclas, los gallegos The Bo Derek's también están preparando canciones nuevas.

Y en lo que a canción de autor se refiere, en unos días verá la luz Seremos, el último LP de Ismael Serrano. Dani Flaco ha presentado un tema inédito, Soledad, con lo que se intuye nuevo disco. Y previsiblemente Rafa Pons terminará y publicará su proyecto a dúo con el cantautor argentino Zambayonny.

Así que se presenta un 2021 movidito, en lo que a novedades se refiere, y espero fervientemente que el maldito virus permita que estos autores puedan defender sus obras en directo, y yo que lo vea. Pero voy a acompañar el post con un grupo que ya sacó disco el año pasado, una de las bandas más gamberras del panorama nacional. Lanzaron su debut, titulado No no no, en diciembre del pasado 2020, y todavía no habían aparecido en este blog: los mallorquines Fundación Francisco Frankenstein.
 

 

miércoles, 24 de marzo de 2021

Heavy Trip

 

En una pequeña aldea finlandesa,tras 12 años limitándose a ensayar y sin haber tocado jamás en público, una banda de metal extremo (ellos lo llaman "Metal pagano escandinavo sinfónico post-apocalíptico reno-molido abuso-cristiano guerrero in extremo") decide dar el paso: grabar su primera maqueta y buscar una actuación. Cuando el organizador del festival de metal más importante de Noruega visita el matadero de renos del padre del guitarrista, los jóvenes ven su oportunidad. Lástima que el cantante y líder de la banda sufra de pánico escénico. Y que por accidente viertan varios litros de sangre de reno sobre el organizador.


Con este argumento tan friki empieza esta Heavy Trip (2018). La película finlandesa resulta tan tópica como naíf, pero quizás esas sean sus principales virtudes: siendo tan previsible, no esperamos demasiado del filme, así que solo nos queda disfrutar de la manida historia de inconformismo y superación, pero a la escandinava, y reírnos de los gags inocentones, de las disparatadas aventuras de los Impalled Rektum (que así bautizan al grupo) para alcanzar su sueño de tocar en el mentado Festival. Como extra, el recóndito pueblo tiene un evidente encanto folclórico que recuerda aquel Cicely de la mítica serie Doctor en Alaska, pero a la finesa. Y como no podría ser de otra manera, los paisajes que lo rodean son simplemente espectaculares. Así que viendo esta comedia simplona de metaleros escandinavos con melenas que ya las quisieran para sí muchos anuncios de champú, pasas una hora y media entretenida y, hasta cierto punto, entrañable.
 

 

viernes, 19 de marzo de 2021

Victoriosos

 

 
Hoy, 19 de marzo, es el gran día. ¿San José? ¿El Día del Padre? ¿La Cremà? ¿El Año Nuevo persa? Bueno sí, también. Pero yo me refiero al día que el grupo sevillano Los Fusiles, que facturaron en 2019 su maravilloso debut ¿Quién le escribe al coronel?, publican el que es su segundo disco: Victoriosa.

En diversas ocasiones, aunque no sé si las suficientes, me he deshecho en elogios a este grupazo que recuerda a los mejores bandas patrias de los ochenta. Y ni sé las incontables escuchas que le he dado a su primer disco desde que lo descubrí hace más de un año. Así que, desde que anunciaron que estaban trabajando en un segundo álbum, me moría de ganas de echarme a las orejas sus nuevos temas. La espera ha terminado y ya están sonando en mi cuenta de Spotify.

Llevo pocas reproducciones pero de momento las sensaciones son muy buenas. Quizás han endurecido su sonido un poco, haciéndolo más crudo, más directo, tirando más hacia el punk-rock de Los Enemigos que a los aires cañís rollo Gabinete Caligari de su primer disco. Pero sigue habiendo estilos diversos (¡que buena es la canción Niña de ojos claros, 100% rockabilly!), dando como resultado una colección variada y a la vez coherente con el carácter del grupo.

Así que, aunque a riesgo de precipitarme, me atrevo a decir que estos 10 disparos de Los Fusiles van a dar en el blanco, que esta obra de arte recién sacada del horno hará honor a su nombre.